Domestikadas para Girls from Today

 

Desde pequeñas hemos soñado con nuestro futuro, un futuro como profesionales, creadoras y creativas. Un futuro lleno de posibilidades, de luz, de viajes, de lugares y de personas inspiradoras… Recuerdo que, de niña, allá por los 90, ninguna quería ser “ama de casa”, soñábamos con ocupaciones distintas y muchas veces hemos encontrado y creado profesiones y negocios mucho más inspiradores de lo que nos podíamos imaginar de pequeñas. La tecnología nos ha permitido a muchas emprender pequeños proyectos que nos permiten crear, desde nuestros espacios, piezas especiales llenas de significado y cargadas de nuestra esencia. Hemos escapado del trabajo de oficina, de las fotocopiadoras, de los teléfonos de mesa repletos de botones, de las moquetas con manchas antiguas de cafés y de las máquinas de vending (entre otras cosas) y hemos creado nuestros mundos.

Entonces llegó marzo del 2020 y nuestros espacios de trabajo se fundieron con los espacios domésticos. Vuelve a fundirse el trabajo y lo doméstico como una especie de boomerang que no supimos ver – cuando acabe este email vacío la lavadora, que ya ha debido de acabar – somos creadoras y amas de casa. Lo doméstico nos okupa sin permiso y aparece ese sentimiento de domestikación.

Bodegón domestikada comida

Pendiente naranja de Tittana, pendiente caracola y pulsera de Liab, anillos de OUI JANE!

Pasan los meses y ya soy yo quien okupa lo doméstico, ya es mi hábitat. Aparecen unos rayos de luz de última hora de la tarde que me saben a aquel petit suis que me acababa mientras veía Son Goku. Aquel petit suis que acababa de comprarme mi madre en el súper de la acera de enfrente. Es la misma tienda que visito ahora para salir del confinamiento. Apenas puedo salir de los límites de mi ciudad ni reunirme con nadie que no sea conviviente, pero viajo en el tiempo, al pasado, a las lecciones de mi madre de cómo hacer un guiso y recuerdo que no le hacía mucho caso porque pensaba que no iba a cocinar tanto como ella. La tradición, el pasado y lo cotidiano me inundan. Me fascina la belleza de las redes de los ajos, de las verduras de colores, del packaging de los productos de limpieza...

Pendiente azul de Contraform, pulsera de Liab, anillos y colgante de OUI JANE!

Me llaman a la puerta, me pongo la mascarilla corriendo y veo que mi vecina me trae furtiva un trozo de bizcocho, lo hace cada vez desde que preparó uno con la levadura que le di hace unos meses. Tengo muchas vecinas virtuales también, a algunas no las he visto nunca en persona, sacan sus proyectos adelante con mucho esfuerzo. Le paso un proveedor a una mientras otra me da consejos sobre Instagram. Somos una red invisible que desde nuestros espacios tejemos lo que nadie puede ver. Sonrío y me viene a la mente el primer lema que creé para un diseño de OUI JANE! aquel: be sorora. Y me doy cuenta de que igual no atendí mucho a cómo hacer el guiso, pero sí cuando me enseñó lo importante.

 

Texto elaborado para el proyecto de fotografía y moda publicado en Girls From Today

Muchas gracias a todas las que lo habéis hecho posible:

Vaidhé

Lia b

Tittana

Contraform

Selebrities

Cacahué


Dejar un comentario